Un estudio de Carlos Haya concluye que la oxitocina sintética perjudica la lactancia materna

Un equipo de investigación formado por especialistas de la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional de Málaga y psicólogos del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Málaga han sido galardonados por la Sociedad Andaluza de Ginecología y Obstetricia. El premio, otorgado en el vigésimo noveno Congreso de la Sociedad, se ha concedido por un estudio basado en los efectos sobre la lactancia natural de la oxitocina sintética administrada durante el parto.
Distintos estudios científicos han relacionado la oxitocina endógena con la facilidad para iniciar y mantener la lactancia natural, además de con diversos aspectos comportamentales como la socialización o el vínculo materno-filial. Sin embargo, son escasas las investigaciones que han evaluado el efecto que puede tener la oxitocina sintética que se administra durante el parto.
El trabajo premiado pone de manifiesto que la oxitocina sintética utilizada en el parto para favorecer la dinámica uterina en las fases de dilatación y expulsión fetal, influye en el inicio y duración de la lactancia materna. Así, a mayor dosis de este fármaco administrado durante el proceso del parto y más tiempo de uso, existe una menor probabilidad de iniciar la lactancia natural. El tiempo en que la madre de de mamar a su hijo también se puede ver reducido como efecto del empleo de la oxitocina.
Para la realización del estudio, los especialistas han entrevistado a más de 300 madres que dieron a luz en el Hospital Materno Infantil de Málaga en 2006 –de un total de 7.465 nacimientos-, de las que el 60% recibió oxitocina durante el parto. En este grupo de mujeres, la probabilidad de iniciar la lactancia natural se redujo 1’4 veces y la duración fue significativamente menor, en torno a un mes menos.
A raíz de los resultados preliminares, los especialistas corroboran la conveniencia de limitar el uso de oxitocina sintética y plantean la posibilidad de emplear métodos alternativos para la estimulación de la dinámica uterina cuando ésta es necesaria, reduciendo el intervencionismo en los partos de bajo riesgo. En este punto, el estudio entronca con las estrategias de Humanización en la Atención Perinatal promovida por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.
La Unidad de Ginecología y Obstetricia del Hospital Materno Infantil ha abierto esta línea de investigación que se prevé completar con el análisis de otras variables socio culturales y biológicas que también pudieran interferir en la lactancia materna. Además, junto con el Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Málaga, partiendo de la misma muestra, se están analizando los efectos de la administración de oxitocina en el parto con el desarrollo psicoevolutivo de los niños, a los cinco años.
La investigación galardonada por la Sociedad Andaluza de Ginecología y Obstetricia ha sido presentada por miembros del equipo de investigación en la sesión plenaria del Congreso Interpacífico sobre Parto e Investigación en Salud Primal, celebrado recientemente en Estados Unidos, donde profesionales de 53 nacionalidades han discutido diversos aspectos relacionados con la salud materno infantil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario