Qué es una Doula



UN ALIENTO DE AMOR PARA UN NACIMIENTO MÁS HUMANO


La Doula recupera la vivencia de una maternidad acompañada, desde la ausencia de juicio, apoyando las decisiones de la mujer/acompañante.

Son diferentes los tipos de Doulas que te puedes encontrar, cubriendo todos los procesos de la maternidad o especializadas en diferentes campos: postparto, duelo, madres sin pareja, tratamientos de reproducción, etc.

Actualmente no existe una titulación oficial de doula, ni en España ni en otros paises, pero es una figura reconocida por el valor de su acompañamiento. 

La figura de la doula no entra en conflicto con el hacer de lxs profesionales de la salud, sino que crea sinergia con ellxs. La doula hace equipo con la pareja o acompañante, nunca la desplaza, sino que apoya incondicionalmente su implicación durante el proceso.

Las doulas estamos en continua formación, creando redes en las que nutrirnos y cuenta con la colaboración de profesionales de la salud comprometidos con el nacimiento: obstetras, matronas, psicólogas, pediatras...

La Doula acompaña cualquier tipo de parto: en casa (siempre acompañada de matronas), casas de parto, hospitales...

La doula durante el embarazo

Actualmente las mujeres vivimos aisladas del fenómeno maternal y, en muchos casos, el primer contacto que tenemos con la fuerza creadora femenina, es nuestro propio embarazo. Es entonces cuando la soledad, los miedos, las inseguridades, el estrés y la necesidad de control alejan nuestra vivencia del embarazo de la celebración y el disfrute que solían representar.
El papel de la doula es el de recuperar aquel sostén entre mujeres, rescatar la sabiduría ancestral, favorecer desde el nido-útero el vínculo mamá-bebé y acompañar a la futura madre en su propio proceso.
Durante el embarazo compartirás mucho tiempo con tu doula, al ritmo que necesites, compartiendo tus vivencias. La Doula es una acompañante que aporta sostén, contención, información.

La doula y el parto-nacimiento


El parto es un momento poderoso, tanto para la madre como para la criatura que nace. Es un momento intenso, de trance en ocasiones, que requiere de un entorno y compañía cuidado, amoroso y de confianza.

Son muchos los estudios que demuestran la importancia del acompañamiento en la vivencia del parto/nacimiento. Del acompañamiento en general y del de la Doula en particular: reducción de la duración del parto, menor instrumentalización (epidural, oxitocina sintética, etc), menor número de cesáreas, mejora de la percepción de la experiencia sea cual sea el trascurso del parto, etc

La mujer tiene derecho a elegir de quién quiere verse rodeada.
Durante tu parto, la doula te prestará apoyo logístico, emocional y corporal, estará pendiente de tus necesidades y de las de tu acompañante, reforzando la confianza en tu proceso.
Dice Michel Odent, cirujano, obstetra e investigador del parto/nacimiento: “Si queremos cambiar el mundo, comencemos por cambiar cómo llegamos a él”.

La doula y el postparto

Crear intimidad en la díada mamá-bebé, facilitar el piel con piel, el buen inicio de la lactancia materna (si es el deseo de la madre), cuidar la bienvenida de tu bebé... y continuar con las palabras clave de la doula: facilitar, acompañar y sostener.

Mucho nos hablan del parto y su preparación pero, la sacudida del postparto es una experiencia fuerte que también requiere de mucho sostén y apoyo. Son muchos los cambios y la demanda de nuestro bebé es intensa, aparecen nuevas inseguridades, miedos, cansancio, etc.
La doula suple entonces a aquella otra mujer de la tribu que con mucho amor pone su experiencia y recursos a disposición de la mamá, calmando y despertando en la mujer la seguridad y confianza en su innata capacidad de criar.
Después de esos primeros días de adaptación y de “aterrizaje” la mujer puede beneficiarse del apoyo de los diversos grupos de crianza y lactancia que funcionan en toda la geografía española. Estos grupos son de gran ayuda para resolver dudas, compartir conocimientos e inquietudes, liberar emociones,....